Testigos de la Guerra

Militares al banquillo

El Salvador

La batalla por la justicia en el caso de la masacre más grande de América Latina se lleva a cabo en un pequeño juzgado rural al norte de El Salvador, lejos del interés nacional. Mientras un coro de voces recrea los tres días de horror que se vivieron en diciembre de 1981, la defensa de los militares tildan el juicio de espectáculo y llaman a las víctimas “fantasiosas”. ¿Cómo sana una sociedad que ha enfrentado el trauma de la guerra en un silencio forzado? “Con justicia”, responden las víctimas.