Bermúdez, de burócrata a “Capitán Tormenta”

Bermúdez, de burócrata a “Capitán Tormenta”

“Primero me voy yo”, solía responder el gobernador de Veracruz Javier Duarte a las críticas sobre su jefe de policía, Arturo Bermúdez. Hoy, Bermúdez está preso y acusado de desapariciones forzadas. Un final inesperado para quien se hizo llamar “Capitán Tormenta”, quizá para conjurar su eterna imagen apocada. Ésta es la historia del hombre que pasó de gris burócrata a poderoso jefe de una de las policías más oscuras y violentas de México

El exterminio de Veracruz

El exterminio de Veracruz

El juicio que se sigue contra 19 policías y jefes policiacos ha revelado una práctica sistemática de desaparición de personas que fueran sospechosas de tener relación con el cartel de Los Zetas, operada desde los más altos mandos de la policía estatal

Caen mandos de policía de Veracruz por desaparición forzada

Caen mandos de policía de Veracruz por desaparición forzada

Arturo Bermúdez Zurita. ex secretario de Seguridad Pública de Veracruz , está incluido en la imputación contra 14 jefes policíacos por el delito de desaparición forzada. A Bermúdez y otros dos mandos se les atribuyen 15 desapariciones en el gobierno de Javier Duarte

Lo que la PGJDF no dice de Marco Antonio

Lo que la PGJDF no dice de Marco Antonio

Los padres de Marco Antonio Sánchez sostienen que la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México está inventando pruebas para deslindar a los policías. La carga de la prueba no puede recaer en la víctima, insiste su abogado. El adolescente sigue hospitalizado. En el día 14 de la historia de terror que han vivido desde que su hijo fue detenido ilegalmente, Marco Sánchez y Edith Flores tienen ahora un nuevo problema: las mentiras oficiales

Detenido, desaparecido... y ahora, criminalizado

Nadie supervisa a la policía de la ciudad

¿Por qué parece que las grandes crisis en los gobiernos de la Ciudad de México están relacionadas con su policía? Desde el New´s Divine al Heaven, y ahora con Marco Antonio Sánchez, las historias de los abusos policíacos se repiten sin consecuencias. El padre del joven, que sigue hospitalizado, solo pide una cosa: que se investigue qué pasó y que esto sirva para que las autoridades respeten a los ciudadanos