Textos: José Ignacio De Alba. Foto: Presidencia

14 de enero de 2019

Gobierno va por lavadores de dinero con el huachicol

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador intenta poner nombre a los empresarios y servidores públicos que lideran las mafias de “huachicol”. Con inteligencia financiera y procesos judiciales el nuevo gobierno entra en una segunda etapa en contra el robo de combustible: la del ataque a las operaciones financieras

Con mil 700 carpetas de investigación abiertas y al menos tres funcionarios de alto nivel de Petróleos Mexicanos judicializados, el gobierno federal abrió un segundo capítulo en contra del robo de combustible, el negocio ilícito de mayor crecimiento en el país en los últimos años. El gobierno intenta así cerrar la llave por la que se fugaban unos 65 mil millones de pesos al año de las arcas públicas.

A principios de este mes, el gobierno federal cortó el suministro de combustibles a la red de abastecimiento y empezó a trasladar las gasolinas en pipas, una medida que ha sido cuestionada por muchos analistas pero que es aprobada por la mayoría de la población, de acuerdo con los resultados de varios sondeos.

De acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la red de abastecimiento de combustibles estaba –prácticamente– en manos de mafias organizadas que saboteaban el entramado de gasoductos del país en complicidad con funcionarios de primer nivel de la paraestatal y empresarios que compraban gasolina robada.

Esta mañana, en compañía de una veintena de funcionarios de los gabinetes económico, energético y de seguridad, López Obrador informó sobre los procesos judiciales en contra de los principales responsables y presentó la estrategia fiscal contra el robo de combustibles.

Alejandro Gertz Manero, encargado de despacho de la Procuraduría General de la República, dijo que hasta el momento han sido asegurados 4.5 millones de barriles robados, se iniciaron mil 700 carpetas de investigación y se judicializó el caso de tres altos funcionarios de Pemex que estaban a cargo del manejo de los ductos.

“Desde la semana pasada ya lo tiene el Poder Judicial federal, estamos esperando que nos den fecha para la primera audiencia”, dijo. Luego, a la pregunta sobre los cargos que se les están imputando, respondió: “Fundamentalmente un daño al patrimonio de la nación, así de fácil”.

La titular del Sistema de Administración Tributaria, Margarita Ríos, dijo que la Administración General de Auditoría Fiscal de la Federación detectó ya 194 empresas gasolineras “con inconsistencias fiscales relevantes en el renglón del ISR” por un total de 3 mil 217 millones de pesos. La mitad de ese “quebranto” dijo la funcionaria, se generó en estaciones de servicio de siete estados: Ciudad de México, Michoacán, Estado de México, Baja California, Tamaulipas, Jalisco y Puebla.

Por su parte, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, destacó que ya se han congelado 15 cuentas bancarias vinculadas al robo de combustible; además dijo que tienen conocimiento de que 10 mil millones de pesos se han 'blanqueado' al sistema financiero nacional.

Nieto dijo que se han encontrado más de 14 mil reportes de “operaciones relevantes” (con depósitos de más de 10 mil dólares) y “operaciones inusuales” (que varían significativamente el comportamiento habitual del cliente usuario del sistema bancario).

“El mapa muestra los ductos de Pemex y los lugares donde se reciben los reportes de operaciones inusuales y relevantes por parte del sistema financiero. Coincide en la mayoría de los municipios por donde cruzan los ductos, son aquellos donde se están haciendo depósitos, particularmente en efectivo, que son reportados por el sistema bancario”, dijo.

Agregó que a partir de la Reforma Energética muchas gasolineras compran a Pemex e importan combustibles. Sin embargo, sus ventas superan las compras que hicieron. “¿Qué significa eso? Ese diferencial no puede ser otro más que el suministro de huachicol. Esto nos ha llevado también a la generación de una serie de casos y el análisis por lavado de dinero”.

Nieto dijo que ya están integrados cinco casos donde hay servidores públicos (un exfuncionario de Pemex, un exdiputado local, y un expresidente municipal, entre ellos) relacionados con la propiedad de concesiones de venta de gasolina y la comercialización de huachicol.

De acuerdo con los datos del gobierno federal, en los primeros días de la estrategia contra el huachicoleo se ha reducido de 80 mil a 2 mil 500 barriles diarios el robo de combustible.

Pemex fue una de las fuentes de financiamiento más importantes para el PRI y el PAN; incluso el sindicato petrolero fue una de las bases electorales más importantes del régimen. El nuevo gobierno se plantea, a largo plazo, revertir el desmantelamiento de la paraestatal y fortalecer sus áreas de producción. La lucha contra la corrupción es el primer paso. Pero esto implica un giro a la política contra el crimen organizado de las anteriores administraciones.

Transportar en tren

El gobierno federal explora la posibilidad de transportar combustible por medio de ferrocarril mientras se retoma el control de los gasoductos. “Ya se está explorando esa posibilidad y los concesionarios de ferrocarriles están cooperando", aseguró el presidente.

Dijo también que se revisarán los permisos de importación que se otorgaron a partir de la reforma energética para conocer por qué no son utilizados, pues “hay alrededor de 4 mil nuevas concesiones, a distintas corporaciones y empresas, sin embargo la mayor parte de estas concesiones son abastecidas por Pemex”.

Durante su conferencia señaló que los permisos de importación se entregaron por un millón 500 mil barriles diarios mientras que el consumo ronda los 800 mil barriles, por lo que se investigará ese excedente.

López Obrador anunció también que se va a ampliar la vigilancia de todos los ductos, con elementos de la secretaría de Marina, el Ejército y la Policía Federal, para reabrir siete ductos, luego de que se recuperó el control de ducto de Azcaptozalco-Tuxpan.

Los ductos que serán reabiertos son: Tuxpan-Tula, Brownsville-Reynosa-Cadereyta, Madero-Victoria-Cadereyta, San Martín Texmelucan-Valle de México, Turbosina Tula-Azcapotzalco, Tula-Salamanca y Salamanca-Guadalajara.


Se autoriza su reproducción siempre y cuando se cite claramente al autor y la fuente.

“Este trabajo forma parte del proyecto Pie de Página, realizado por la Red de Periodistas de a Pie. Conoce más del proyecto aquí: http://www.piedepagina.mx".

Categoría: :   Noticias y entrevistas Rendición de cuentas / Transparencia

José Ignacio de Alba

José Ignacio De Alba

Fue educado en escuelas católicas hasta que se volvió ateo. Es huraño y trotamundos. Estudió periodismo y nunca se graduó. Suele tener más fe en las viejas narrativas que en las nuevas.