Foto: Duilio Rodríguez / Pie de Página


El juego sucio de Florentino en México


El exitoso presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, hace negocios millonarios en México mientras sus empresas contaminan ríos e instalan eólicas sin permiso en comunidades indígenas. Su manera de operar no dista mucho de otras empresas que cotizan en la bolsa española, que incumplen con el Pacto de Responsabilidad Social que han firmado ante la ONU y que aprovecha sus relaciones económicas y políticas para vulnerar derechos de las comunidades.

Este trabajo fue realizado gracias a la beca Devreporter para la Justicia Global 2018, auspiciada por Lafede.cat. El equipo de investigación fue integrado por una alianza entre Pie de PáginaTaula por MéxicoRevista Proceso y Eldiario.es *

  

Introducción

 

ACS (Actividades de Construcción y Servicios) es una empresa emblemática en España, habitual en las primeras posiciones del ranking mundial de constructoras, que recibe contratos públicos de la Generalitat (gobierno catalán).  Se presenta al mundo como una empresa comprometida con el medio ambiente y ha firmado el Pacto de Responsabilidad Empresarial de las Naciones Unidas.

 

Pero la multinacional, propiedad del exitoso presidente del equipo de futbol Real Madrid, Florentino Pérez, multiplica en México denuncias por malas prácticas y vulneraciones de derechos humanos, así como sobreexplotación de recursos naturales e incumplimiento de la legislación local.

 

Por otra parte, España es el segundo inversor extranjero en México, después de Estados Unidos. En las últimas tres décadas, el Estado mexicano flexibilizó leyes para permitir la ampliación de capital privado en sectores claves del desarrollo: el campo, el sector energético y otros bienes naturales. La última reforma energética, aprobada por el expresidente Enrique Peña determinó que los proyectos extractivos son actividades preferentes y el gobierno actual de Andrés Manuel López Obrador muestra señales contradictorias.

 

Este trabajo fue realizado gracias a la beca Devreporter para la Justicia Global 2018, auspiciada por Lafede.cat y forma parte de una cobertura más amplia y sostenida sobre un modelo de desarrollo que expulsa a millones de personas de las posibilidades de una vida digna, así como las resistencias de muchas comunidades en México.

 

Es también la continuación de una investigación previa sobre el papel de las multinacionales de matriz española, que han aprovechado las relaciones culturales, económicas y políticas históricas para sacar ventaja en todo el continente.  

 

Partimos de la idea de que el capitalismo global ha convertido el mundo entero en un solo territorio de explotación de recursos y acumulación de capital para unos cuantos.

 

La investigación fue coordinada por un equipo de la Taula per Méxic, quien convocó a Pie de Página, Revista Proceso y Eldiario.es , así como a periodistas independientes, para la realización de cuatro reportajes que tienen la visión desde los dos países.

 

El primero es un perfil del empresario y los otros tres están enfocados, cada uno en proyectos que ACS lleva a cabo en México, junto con otras compañías españolas y catalanas, en distintas áreas del desarrollo: gas, energía verde y construcción. La serie tiene la intención de identificar patrones de actuación de la multinacional en relación con afectaciones al medio ambiente y vulneración de derechos colectivos.

 

La investigación muestra también las relaciones económicas y comerciales de estas empresas con el poder mexicano y cómo se vinculan sus actuaciones en el territorio con la alarmante situación de violencia e impunidad que se vive en el país que le supone a ACS más de 600 mil millones de euros anuales.