Veracruz, las huellas que la PGJDF no quiere buscar

Texto: Kau Sirenio Pioquinto.  Fotos: Fernando Santillán González

18 de julio de 2018

Ayutla de los Libres, la lucha histórica

¿Qué significa la construcción de un gobierno comunitario? ¿Qué representa para un estado como Guerrero que un pueblo haya logrado elegir a sus representantes por medio del sistema de usos y costumbres? ¿Es apenas la culminación de una lucha legal, política y social de cuatro años o la posibilidad real de resarcir y cambiar una historia añeja de agravios y violaciones masivas a los derechos humanos?

AYUTLA DE LOS LIBRES, GUERRERO.- Cuatro años después de un periplo legal, los pobladores de este municipio por fin vieron cristalizado un sueño: elegir a sus autoridades a través del sistema normativo de usos y costumbres. En pocas palabras, resumen, ya no querían votar por su próximo verdugo. Por eso el domingo fue un día de fiesta. Ahora, dicen, los pueblos indígenas son parte de gobierno.

Aunque cientos de policías estatales con vallas metálicas resguardaron la cancha techada donde se reunían, mientras, por aire, dos helicópteros sobrevolaban la zona, eso no inmutó a los asambleístas. A fin de cuentas, esa escena la han vivido siempre: si no son policías los que incursionan en sus comunidades, son los militares que los ha masacrado.

La lucha no fue fácil, porque en un principio los órganos electorales les negaron ese derecho cuando pidieron que los partidos políticos ya no siguieran haciendo promesas que nunca iban a cumplir.

Así las cosas, para que votaran por primera vez a mano alzada, tuvieron que organizarse.

Para ellos, se trata de un paso para acabar con tantos agravios que los mantuvo, durante 30 años, entre el paramilitarismo y militares que violaban a las mujeres y a ellos los mataban, o los secuestraban primero, los torturaban, para después desaparecerlos en alguna tumba sin nombre. Esa ha sido la crónica de un municipio donde el cacicazgo recurrió a todas las formas para sobrevivir. Incluso la Secretaría de Salud, entró en esta política de exterminio, mediante esterilizaciones forzadas.

Ayuntamiento de Ayutla Guerrero


Una región agraviada

El 7 de junio de 1998, en la comunidad El Charco, soldados del 48 Batallón de Infantería asesinaron a 10 na savi (mixtecos) y a un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ahí estaban varios líderes y comisarios de las comunidades. Los militares dijeron que los que estaban en la escuela de esa comunidad pertenecían a un grupo armado. El Charco marco el recrudecimiento de la represión, desde entonces más de 20 líderes comunitarios han sido asesinados, se ha encarcelado a tres más y 30 fueron esterilizados.

En la zona indígena de Ayutla de los Libres la persecución en contra de los líderes comunitarios se agudizó desde 1998. El 15 de abril de 1998 y el 11 de julio del 2001, 14 hombres me´phaa (tlapanecos) de la comunidad de El Camalote fueron cooptados por la brigada sanitaria, integrada por el médico general operativo, Ernesto Guzmán León; el promotor médico, Rafael Almazán Solís; y la enfermera Mayra Ramos Benito, quienes prometieron ayudas gubernamentales (una clínica, médico, medicamentos, despensas, ropa, cobijas, vivienda y becas) a cambio de que aceptaran esterilizarse.

No es el único caso. El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan documentó otros hechos en las comunidades de La Fátima, Ojo de Agua y Ocotlán. También del municipio de Ayutla de los Libres, otros 16 na savi fueron convencidos para practicarse la vasectomía, bajo el mismo método de promesas y engaños.

En febrero y marzo de 2002, soldados del 41 Batallón de Infantería ultrajaron a Inés Fernández en Barranca Bejuco y Valentina Rosendo Cantú de Barranca Tecuani, ambas me’phaa. Sus casos llegaron a la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Recientemente el de Valentina Rosendo Cantú obtuvo sentencia por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

El 17 de abril de 2008, Raúl Hernández Abundio de la comunidad de El Camalote e integrante de la Organización del Pueblo Indígena me’phaa, fue detenido en un operativo de policías de la Agencia Federal de Investigación y recluido en la cárcel municipal de Ayutla. Fue acusado de asesinar a un espía militar.

El 13 de febrero de 2009, Raúl Lucas Lucía y Manuel Ponce Rosas presidente y secretario de la Organización para el Futuro del Pueblo Mixteco fueron levantados por tres sujetos con armas largas, quienes llegaron gritando “policía”. Sus cuerpos aparecieron ocho días después con huellas de tortura y tiro de gracia.

A Bernardino García Francisco lo detuvieron soldados del 48 Batallón de Infantería, el 20 de agosto de 2013; después de dos meses también fue aprehendido Arturo Campos Herrera en Chilpancingo.

Años atrás, ambos líderes habían fundado la policía comunitaria en la comunidad La Concordia, después de cumplir con las formalidades de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias. En La Concordia, se hizo la asamblea regional para fundar la policía comunitaria el 20 de diciembre de 2012. Heladio Pedro Morales, dice que desde esa fecha recobraron la seguridad en la región. Que antes, los militares subían cada semana a las comunidades, pero había asaltos y asesinatos a plena luz del día.

Sin embargo, tras su detención, Bernardino y Arturo pasaron varios años en prisión, acusados de secuestro. Posteriormente fueron absueltos.

El 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa sufrieron desaparición forzada en la ciudad de Iguala y tres de ellos murieron en ataques perpetrados por la policía municipal aquella noche. Tres de los jóvenes desaparecidos nacieron en Ayutla: Carlos Iván Villanueva, Mauricio Ortega Valerio y Felipe Arnulfo Rosa. Aldo Gutiérrez Solano quien está en coma desde los ataques también. Entonces, Ayutla vivió uno de los movimientos más fuertes y se sumó a todos los sectores que reclaman la presentación vida de los jóvenes.

 
Observadores durante la elección de elecciones por usos y costumbres

Un largo periplo en los tribunales

Esta demanda de elecciones por usos y costumbres inició el 26 de junio de 2014, cuando 61 autoridades comunitarias –comisarios y delegados municipales y comisariados de ejidales y comunales– solicitaron al Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC-Gro,) que el proceso electoral de ayuntamiento, cuya jornada electoral se llevaría a cabo el 7 de junio de 2015, se realizara mediante sistemas normativos internos.

Ante la falta de respuesta de parte de IEPC-Gro del Instituto Electoral, los días 25 de mayo y 1 de junio de 2015, representantes civiles, agrarios y promotores del municipio de Ayutla de los Libres pidieron, para el proceso electoral de gobernador, diputados y ayuntamientos 2014-2015, ejercer sus derechos de elección por el sistema de usos y costumbres. También solicitaban: “que no se entregara ni se distribuyera documentación electoral del 7 de junio de 2015”; en cuanto al municipio de Ayutla de los Libres: “que no se expidiera, autorizara y entregara la constancia de mayoría ni declara planilla triunfadora del ayuntamiento, debido a que previamente solicitaron elección por usos y costumbres”.

Después de ida y vuelta en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por fin se inició la acreditación de observadores especiales al cómputo municipal, el 15 de octubre de 2015, en la cabecera del municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero.

Los días 10, 11, 17 y 18 de octubre del año 2015, se realizaron las asambleas comunitarias de consulta en 107 localidades y 31 colonias de la cabecera municipal. El cómputo de las asambleas fue el 19 de octubre de 2015.

Al contabilizarse los votos quedó de la siguiente forma: 5 mil 987 a favor de la elección por sistemas normativos internos o usos y costumbres; 5 mil 521 por sistema de partidos políticos; y 476 abstenciones, obteniendo una participación total de 11 mil 984 votos.

Tres días después del cómputo de la consulta, el Consejo General de IEPC emitió el acuerdo 196/SE/22-10-2015, mediante el cual se aprobó el informe de la consulta realizada en el municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero, en atención a la solicitud de elección por usos y costumbres que presentaron diversas autoridades del municipio.

Sin embargo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), el Partido de la Revolución Democrática (PRD), así como por los ciudadanos María del Carmen Silva Hernández, Orlando Reyes Lucia, Rutilio Espíndola Castro recurrieron ante la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero para impugnar el acuerdo del IEPC.

El 15 de abril de 2016, el Consejo General emitió el acuerdo 023/SE/15-04-2016 mediante el cual aprobó el informe de la consulta realizada en el municipio de Ayutla de los Libres, con esto se subsana la solicitud de elección por usos y costumbres que presentaron autoridades del municipio, y se valida el procedimiento y los resultados de la misma en cumplimiento a la sentencia dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, en el expediente TEE/SSI/RAP/033/2016 y Acumulados.

No conforme con los resultados, el 19 de abril de 2016, el PRD interpuso recurso de apelación; dos días después el PRI y PVEM hicieron lo propio. El mismo día, Susana Lozano Villalobos. Así como Roberto García Guadalupe, Lorenzo Gregorio Francisco y otros, por su propio derecho y en calidad de Coordinadores y Comandantes Regionales de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias, Policía Comunitaria (CRAC-PC), la Casa de Justicia del Paraíso (TEE/SSI/JEC/038/2016), promovieron Juicios Electorales Ciudadanos. El 25 de abril, Rutilio Espíndola Castro, Domitila Carpio Guadalupe recurrieron a la autoridad judicial electoral.

Esta cadena impugnativa se resolvió el 29 de julio de 2016, en la Sala Regional Ciudad de México, en forma acumulada los juicios ciudadanos en el sentido de revocar parcialmente la sentencia impugnada, declaró la validez del proceso de consulta, confirmó sus resultados y ordenó al Instituto Electoral local dejar sin efectos cualquier acto realizado en cumplimiento a la resolución dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, así como realizar las gestiones necesarias para restituir los efectos del Acuerdo 023/SE/15-04-2016.

En desacuerdo con la determinación de la Sala Regional, el 3 de agosto de 2016 Rutilio Espíndola Castro y mil 097 comuneras y comuneros (SUP-REC-193/2016), los partidos: PRI, PVEM (SUP-REC-194/2016), y Roberto García Guadalupe y otros, quienes se ostentaron como coordinadores y comandantes regionales de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC), la Casa de Justicia del Paraíso (SUP-REC-195/2016) interpusieron sendas demanda de recurso de reconsideración.


Conteo de votos para elegir al coordinador del Pueblo Me' phaa

Representantes de los Ñuu savi, Me’phaa y Mestizos 


El caso de San Luis Acatlán

La asamblea de Ayutla tiene sus antecedentes en una petición similar ocurrida en San Luis Acatlán, en 2012. Sin embargo, ahí la demanda no prosperó porque no se hizo conforme a los lineamientos de la Ley de Consulta para los Pueblos Indígenas, que establece que ésta debe ser informada previamente. Además, todos los partidos políticos locales se encargaron de comprar a líderes comunitarios para que votaran en contra de la elección por usos y costumbres.

El 19 de febrero de 2015, el IEPC-Gro dio a conocer que realizó una consulta popular en 34 zonas del municipio de San Luis Acatlán. Mediante asambleas se captaron 2 mil 430 votos, de los cuales 556 se pronunciaron a favor del sistema partidista, 784 por usos y costumbres y 90 abstenciones.


Mujeres festejan bailando la danza de la lluvia  


Entre la fiesta y la cautela

El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC-Gro) se encargó de organizar la asamblea. Al lugar acudieron representantes propietarios y suplentes electos en sus comunidades para nombrar a los nuevos integrantes del órgano de gobierno municipal.

Los hombres y mujeres caminaron atrás de sus representantes. Lo hicieron en silencio, porque saben que cualquier consigna puede desencadenar en una tragedia, pero el silencio se acabó cuando los asambleístas se pusieron de acuerdo para nombrar a sus autoridades comunitarias.

Una vez que definieron sus formas de gobierno y votaron por los tres coordinadores de los trabajos en el Concejo Municipal Comunitario, salieron triunfantes, porque ahora no habrá un gobierno municipal de la cabecera, sino tres por pueblos: ñuu savi (mixteco), me’phaa (tlapaneco) y mestizo, de acuerdo con el sistema normativo de usos y costumbres.

El abogado comunitario, Manuel Vázquez Quintero, explicó que la asamblea no termina ahí, sino que tendrían que esperar la calificación y declaración de validez de la asamblea electiva por parte del Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero, en cumplimiento con el acuerdo de 25 de enero de este año.

El abogado lo cuenta de este modo: “El 25 de enero de este año, el Consejo General de este Instituto Electoral, emitió el acuerdo 017/SO/25-01-2018 mediante el cual aprueba la convocatoria y formatos relativos a las y los observadores del proceso electivo por sistemas normativos de usos y costumbres para el municipio de Ayutla de los Libres, Guerrero, 2017-2018”.

“El día 4 de febrero de este año, se organizó asamblea informativa en la instalación de Universidad Intercultural del Estado de Guerrero (UIEG). Llegaron 110 autoridades de las comunidades y delegaciones del municipio. Ahí se informó de la etapa en que se encuentra el proceso electivo, e hicimos hincapié para que se priorizara la participación de las mujeres en cada localidad”.

Así las cosas, lo que ocurrió el domingo 15 es una culminación y un inicio. Ayutla está de fiesta, pero también se prepara para una nueva batalla... porque así siempre ha sido en esta tierra.