×

 

Este pequeño pueblo milenario de los Altos de Jalisco ha detenido, durante 12 años, un megaproyecto que involucra al gobierno federal y a dos gobiernos estatales, a los industriales de León, a una compañía del magnate Carlos Slim y a una empresa española privilegiada contra por el gobierno mexicano.

 

TEMACAPULÍN, JALISCO.- En esta región el viento sopla recuerdos de dos masacres: la Guerra del Mixtón, de los chinamecas que resistieron a la conquista, y siglos después, la Guerra Cristera, en la que los pobladores se negaron a renunciar a sus creencias.

Aquí, en los Altos de Jalisco, inició hace 12 años la defensa de una pequeña comunidad de su tierra frente a la construcción de la presa El Zapotillo, un megaproyecto de la Comisión Nacional del Agua para llevar el agua de la cuenca del río Verde a la zona industrial del Bajío, en Guanajuato.

Al principio la obra tuvo un presupuesto de 8 mil millones de pesos, pero con el tiempo se ha triplicado el costo de instalarse en un lugar donde la comunidad dice: "Aquí NO".

Porque Temacapulín catapultó a su favor la trascendencia de sus seis siglos de historia desde que se formó como asentamiento, de sus hijos ausentes –trabajadores expulsados como mano de obra e Guadalajara, Monterrey, Estados Unidos-, y ha desarrollado una de las más peculiares luchas mexicanas de finales del siglo XX.

A su cruzada se le han hermanado todas las resistencias contra la imposición y el despojo en México: La Parota, Paso de la Reina, Chicoasen, La Yesca, El Cajón, los Yaquis contra el Acueducto, Atenco llevó sus machetes más de una ocasión hasta Temaca, los padres de Ayotzinapa encontraron una tarde de octubre paz y serenidad en los campos sembrados de Temacapulín, las mazahuas defensoras del agua, Tenacatita en lucha contra la privatización de las playas de Jalisco, los defensores de los manglares en Nayarit, los afectados por las presas en Veracruz, más 110 delegados indígenas y nativos de luchas en todo el mundo contra las represas que se reunieron en octubre de 2010, en el Temacapulín plural y multidiverso que les sirvió un vaso de leche tibia, antes de ir a cancelar la obra de manera simbólica.

Este es un repaso visual de algunos personajes que le han inyectado rabia a la defensa del pueblo, sentenciado a desaparecer bajo las aguas de un lago artificial. Y que le han ganado todas las batallas al gobierno federal, a los gobiernos de Jalisco y Guanajuato, a FCC, la empresa del capital español que adquirió el magnate Carlos Slim, y a Abengoa, la compañía trasnacional que vive de especular con proyectos de desarrollo y que ha sido beneficiada con más de 50 contratos en México.

Del Río Verde ellos comen, riegan sus tierras. Al río lo viven en sus fiestas. Por eso lo defienden.

 

Da click en las imagenes para consultar las postales

 

 

María Felix

Marichuy García

Las de la caseta

Las Álvarez

Guadalupe Íñiguez

Chabela, la bisabuela de la lucha

Gabriel Espinoza

Los abogados

Poncho Íñiguez

Lauro y los viejos

Esteban Jaúregui

Hijos ausentes


Categorías: Especiales. Crónicas y reportajes.  Multimedia. Despojo / Megaproyectos.