Mujeres

Búsqueda avanzada
Una escuela contra la dominación

Una escuela contra la dominación

Manuel Amador ha dedicado 10 años de su vida a trabajar contra la violencia de género con estudiantes de una preparatoria en Ecatepec, uno de los municipios más violentos del país y donde la precarización cruza todos los espacios. A través de investigaciones y performance, con los que se apropian de las calles, el maestro induce a sus alumnas y alumnos a encontrar una significación para la vida

Machismo en línea: la violencia real en el mundo virtual

Machismo en línea: la violencia real en el mundo virtual

Todos los días en redes sociales como Twitter y Facebook aparecen historias de terror, mensajes agresivos, misóginos y con amenazas extremas hacia mujeres y personas queer. Internet se ha convertido en el nuevo espacio de violencia de género, con efectos psicológicos graves y ataques que, eventualmente, se vuelven físicos.

“Interrumpir un embarazo como acto humanitario

Interrumpir un embarazo como acto humanitario

En los territorios de las autodefensas de Michoacán la violencia sexual subió 183 por ciento; mientras, el Congreso propone aumentar la pena en caso de aborto voluntario. En este contexto, el sector salud atendió por violencia sexual a más de 70 mil mujeres y practicó 30 mil abortos. Interrumpir el embarazo, dicen activistas, es un acto humanitario

Aborto: médicos inquisidores toman postura

Aborto: médicos inquisidores toman postura

Una parte no explorada en la discusión sobre el aborto es el papel que juegan los médicos. Casos documentados en México muestran cómo suelen regañar, negar atención o llevar ante tribunales a mujeres que acuden a hospitales por intentar abortos. ¿Cómo se equilibra el derecho a la objeción de conciencia que tiene un médico y el derecho de una mujer a decidir sobre su propio cuerpo?

¿Parir como un mamífero?

México es el cuarto país en el mundo con más nacimientos quirúrgicos, después de Estados Unidos, China y Brasil. Los bebés mexicanos que nacen por cesárea superan por mucho las cifras recomendadas de la Organización Mundial de la Salud. Pero las cesáreas son sólo la punta del iceberg de una silenciosa, invisible y cotidiana violencia contra las mujeres que deciden ser madres