Colaboradores

El asesinato que busca frenar lucha de padres

Miriam Rodriguez fue asesinada luego de denunciar el secuestro de su hija, encontrar sus restos en una fosa clandestina, denunciar a los culpables, alertar sobre su fuga y pedir auxilio porque se sabía amenazada de muerte. Ella había formado una comunidad de búsqueda en uno de los municipios de mayor horror en el País, San Fernando, Tamaulipas. Organizó a familiares para encontrar y exigir justicia. El día de su asesinato ella volvía a casa luego de ayudar a un padre a enterrar el cuerpo de su hijo.